8 Razones por las que apoyamos la compra responsable

     Si bien, en SoyTuMascota te recomendamos la adopción de mascotas como primera opción, existen algunas condiciones sobre los perros de raza que nos motivan a apoyar también la compra responsable:

  1. Nos sentimos identificados: a veces tenemos una afinidad especial por alguna raza, nos sentimos identificados con ella o marca algo importante en nuestras vidas y cuando compramos una mascota, tenemos la certeza de cómo será nuestro amigo al crecer. Sin embargo, el físico no lo es todo, si piensas comprar un peludo de raza te recomendamos que estudies la conducta común en esa clase de peludos para asegurarte que también combine con tu estilo de vida.
  2. Pueden ser estudiadas: muchas veces buscamos una mascota con algún otro fin específico además de ser nuestra compañía y darnos amor. Por ejemplo: que sean amigables con los niños, que requieran poca o mucha actividad, que sean grandes o pequeños, que babeen poco o suelten menos pelo, etc. Cuando buscamos alguna de estas características específicas, podemos estudiar cuáles razas se adaptan a esa necesidad y garantizarlas mediante la compra. En ese sentido los perros mestizos son un poco más impredecibles. Asimismo, ciertos perros suelen tener conductas específicas; más tranquilos, más inquietos, los mestizos pueden variar ampliamente en este aspecto.
  3. Conocer la procedencia: cuando compramos un perro o gato de raza, por lo general podemos hablar con el criador sobre los padres y descubrir predisposiciones o conductas heredables que nos hablan sobre la mascota que vamos a tener y sobre posibles cuidados especiales que debamos prestarles. Si el padre o la madre sufren del corazón, sabemos que debemos cuidarnos en ese aspecto.
  4. Pedigree: si eres un fanático de las exposiciones, competencias y concursos de perros, comprar una mascota es ideal para ti ya que puedes asegurar el linaje de tu amigo peludo e incluso obtener sus papeles de pedigree lo que te permitirá participar en dichos eventos y, ¿por qué no? ¡Ganar algunos premios!
  5. Las mascotas son excelentes para los niños: es bien sabido que crecer con una mascota representa varios beneficios para los niños como el desarrollo de la compasión, ayudarles a llevar los niveles de estrés (¡Y a nosotros también!) y motivarlos a hacer más ejercicio pero a veces los pequeños de la casa pueden ser un poco traviesos y algunos perros demasiado nerviosos. Sin embargo, existen razas específicas como los bóxer, los beagle y los labradores que suelen estar muy a gusto con los niños, aunque en este caso están en igualdad de condiciones con los mestizos.
  6. Certificado de salud: cuando compramos una mascota, estamos buscando también asegurar la mejor salud posible; es cierto que existen muchos criaderos donde las condiciones de los peludos son inhumanas, pero cuando compramos responsablemente de un dueño amoroso o de una tienda amable con los peludos, solemos conseguir algún tipo de soporte (ya sea garantía de salud, el historial médico, acceso al criadero, revisión veterinaria incluida) de que el nuevo miembro de la familia está en las mejores condiciones posibles.
  7. Prevención: está comprobado que ser expuesto al trato con animales durante los primeros meses de vida fortalece el sistema inmunológico de los niños generando que sufran de menos alergias durante la adultez, siempre que no se presente algún caso médico específico que indique lo contrario, por supuesto.
  8. ¡Amor!: si bien es cierto que existen muchísimos perritos y gatitos en la calle que sufren y necesitan amor, los cachorritos que son vendidos ya están en este mundo y también merecen tener una familia especial para ellos donde los amen y a la que puedan entregar también, todo su amor.

     Es muy importante recordar que si tomamos la decisión de comprar por encima de la adopción, debemos asegurarnos de hacerlo en criaderos, tiendas o cuidadores donde se les entregue amor y cuidados a los cachorros; donde se respeten las integridades de los perros padres y sean considerados parte de la familia y que, simismo, encontrarán un hogar amoroso aunque no sean comprados de cachorros. Apoyar criaderos donde maltratan, sacrifican o mantienen a los peludos en malas condiciones es contribuir a que siga el sufrimiento. ¡Compra de manera responsable!